Optimización de conversiones, el arte de testear

20 November 2008

Sería improbable, hasta patológico, que una empresa no tenga como objetivo aumentar su nivel de ventas online a través de su sitio web. ¡Pues claro que queremos vender! Lo cierto es que a veces por más recursos que se inviertan, por más campañas de marketing online que se ejecuten a veces los resultados no son los deseados y vemos nuestras ventas caer en picado. ¿Qué hacer? Optimizar, o lo que es más específico poner en práctica una optimización de conversiones.

El verbo optimizar es el rey del momento, especialmente en las estrategias de marketing online en las cuales pueden medirse resultados de forma inmediata permitiéndonos ajustar y reestructurar nuestros presupuestos basándonos en resultados, en el ROI. Ante esta ventaja competitiva del marketing online, no podemos más que aprovecharnos y optimizar nuestros resultados online. La analítica web y las herramientas de medición son nuestros aliados en el proceso de optimización de conversiones, y con ellos salimos al campo de batalla: el mercado.

La analítica web nos ofrece información real y valiosa a la hora de analizar lo que sucede en nuestro sitio web cuando un usuario navega por él. De estos datos podemos saber cuánto tiempo invirtió en nuestro sitio, sus actividades (registros, descargas, compras, consultas) y también las páginas en las que ha abandonado. El secreto de nuestro éxito de negocio está en la lectura de estos datos, es el usuario quien nos informa acerca de lo que quiere, cómo lo quiere y qué tan rápido lo quiere. Hay que seguirle la pista a nuestros usuarios para optimizar nuestro sitio web y captar nuevos clientes. Si el proceso de compra es el correcto para mis clientes, seguro que mis ventas aumentarán, eso es lo que llamamos una optimización de conversiones.

Optimización de conversiones, el arte de testear

Para ello es necesario realizar una serie de pruebas. Existen dos conceptos claves a la hora de poner en marcha una estrategia de optimización de conversiones: Test A/B y el Test Multivariable.

A través del método Test A/B se pueden enseñar de forma aleatoria dos versiones diferentes de páginas de destino (landingpage). Lo importante aquí es determinar el único atributo o elemento diferenciador como puede ser una imagen, un título, una llamada a la acción, entre otras.

Por su parte el Test Multivariable, variante del Test A/B, en vez de alterar un único elemento se puede crear múltiples combinaciones estratégicas. Este tipo de test es ideal para cuestiones relacionadas a diseño y la disposición de la información en una determinada página web.

Estos dos tests para la optimización de conversiones tienen como último objetivo influir en el éxito de ventas de su sitio web. Si usted ofrece al usuario lo que necesita, lo convence de sus servicios y/o productos, le simplifica el proceso de adquisición sus ventas aumentarán.

A la hora de pensar en su negocio, piense en sus usuarios. Ellos pueden guiarle hacia la consecución de sus objetivos de negocio a través de una estrategia de optimización de conversiones.

Recibe nuestra novedades, case studies y articulos en tu correo

LIBRO SEO


Nuevo llamado a la acción


AUDITORIA SEO